fbpx
Salamanca Cabezudos

Cabezudos de Salamanca

Durante años, gigantes y cabezudos han recorrido las calles de Salamanca. Una tradición histórica que ha dejado el recuerdo en la vida de muchos. Pequeños y mayores esperan con ansias su llegada y acuden a calles llenas de gente para verlos pasar, una tradición que siembra la diversión para unos, pero también el terror para otros.

Los desfiles llenos de color, música y alegría, son un motivo de celebración por parte de los charros que disfrutan cada año de esta fiesta.

Pero ¿qué es un cabezudo y de dónde viene esta tradición? La tradición encuentra sus orígenes en el S.XVI cuando los desfiles se celebraban en la festividad de Corpus Christi, pero su adaptación en diversas fiestas ha hecho que salgan a la calle en diversas ocasiones, perdiendo incluso su aparición en estas fechas. Una Asociación de Salamanca, conocida como la Asociación de Gigantes y Cabezudos a retomado esta tradición dándole más fuerza que nunca.
Antes de la crisis sanitaria originada por la Covid-19 surgía la esperanza de recuperar esta tradición y dejar que nuevas tradiciones continuasen con ella.
El Pepón, La Naranjita, La Celestina, Napoleón… Son algunos de los nombres de estos personajes, que, con una historia detrás, salen cada año a dibujar sonrisas en las calles.
Pero, vamos a conocer las 14 figuras más emblemáticas:

• La Lechera: Pareja del “Padre Putas”. Es de los más antiguos. Tiene sus propias coplas.
• Padre Putas: También llamado “el pintor”, representa al emblemático personaje charro. Con su propio día en representación a esta vieja leyenda, este personaje representa una de las historias más representativas de la capital.
• El Toro: Además de ser un símbolo de la ciudad, hace referencia al Campo Charro.
• El Torero: También conocido como “Jesulín”, es una figura de una serie muy limitada.
• El Charro: A pesar de que lo llaman “El Bombero”, es un homenaje a Julián Sánchez.
• La bruja: Su nombre es Rocío, y se puede ver en otras localidades de la provincia. Con un cabello negro, coloretes marcados y un pintalabios que resalta su sonrisa, esta bruja siembra el pánico en las calles que pisa.
El negro: Representa las partes del mundo. Llegó hace 50 años y sufre modificaciones. Una buena forma de demostrar la diversidad y dejar atrás la sociedad retrógrada que rechaza a las personas de otras nacionalidades.
El payaso: Triunfa entre los más pequeños. Al ser el más demandado, desfila el último. No solo entretiene, sino que muchos de los pequeños se esconden entre las piernas de sus progenitores para que este no les pueda encontrar, el pánico y
la diversión van de la mano con este personaje.
• La Montaraza: Su nombre es Rosalía. Es la mujer del “Pepón”, al que manda asesinar. Un personaje muy curioso que nos hace adentrarnos en una historia más allá de sus simpáticos rasgos.

El Pepón: Conocido como “Charro” o “Abuelo”, muere por encargo de su esposa, la Montaraza.
• La Celestina: Uno de los personajes más conocidos de Salamanca. También llamada “Vieja”, representa al histórico personaje charro.
• La Naranjita: Su nombre es “Paquita” y es una mujer que recogía cartones por La Rúa. Una de las calles céntricas de la capital charra.
• El Mago: Su vestimenta hace que parezca un mago y un estudiante de época.
• Napoleón: Aunque en Salamanca no, mucha gente lo identifica por “Sancho Panza”.

14 figuras que recorren las calles de Salamanca cuidando una tradición con años de historia. Padres, madres, vecinos y abuelos que han visto cómo estos personajes llenan durante décadas las calles de alegría.

comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp