fbpx

Catedral de Salamanca

Monumento

Todavía no tiene puntuación
Cuando hablamos de la Catedral de Salamanca nos estamos refiriendo concretamente a dos templos unidos entre sí. Por una parte, está la Catedral Vieja del siglo XII-XIII y, por otro lado, la Nueva del siglo XVI. La Catedral Vieja es de estilo románico y en ella destaca la Torre del Gallo. La Catedral Vieja atrae la mirada del visitante por los bellos sepulcros de obispos y de personajes nobiliarios que hay en su interior. La Catedral Vieja, dedicada a Santa María de la Sede, es de estilo románico de transición y en ella destaca sobremanera su cimborrio: la denominada Torre del Gallo. Dentro de este templo, que empezó a construirse en la primera mitad del siglo XII, se encuentra la capilla de San Martín o del Aceite. Felizmente conserva a día de hoy en su lugar originario el portentoso retablo de la capilla mayor, que data de la década de 1440, merced a la mano de los hermanos Delli. En la Catedral Nueva, que se erigió en el siglo XVI y fue finalizada en 1733 por los Churriguera, se encuentra la imagen de la Virgen de la Asunción, misterio al que se encuentra advocado el templo, que fue tallada en 1626 por el escultor Esteban de Rueda con destino al altar provisional elevado en la primera media iglesia mientras se culminaban las obras del templo.

Lunes a domingo: 10.00 - 20.00

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Puntuar esta empresa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *