fbpx
salamanca-traje-charro

El tradicional traje Charro

¿Y qué es un charro?
Seguramente hay gente que no conoce el gentilicio, o quizá la historia de la que procede el término, y es que, para hablar de Charros deberíamos volver cientos de años atrás.
Un término que nada tiene que ver con su significado inicial, que fue el de denominar a las personas poco cultas y nada pulidas, dando nombre a cualquier persona de la Aldea.
Y es que, el término no fue la única definición que achacó, ya que en el S.XVIII se comenzó a designar con este a los jinetes que utilizando picas o garrochas conducían el ganado de nuestra provincia, una especie de pastor a caballo que
evolucionó de término rápidamente.
Pero mucha gente relaciona esta última definición con el tradicional traje charro, ya que el parecido en la vestimenta es evidente al de un traje de jinete.
Tradiciones, fiestas populares, bailes…
Con el paso de los años vamos viendo como fiestas populares desaparecen en el tiempo, costumbres con años de historia que cuidan y conservan la tradición de nuestra ciudad.
Durante las fiestas, las calles se llenan de color, de tradición y se crea un ambiente único que solo nos deja sensación de esperar con ansia el siguiente.
El traje charro, haciendo alusión a los habitantes de Salamanca. Se trata de el traje tradicional que se podría definir como un traje peripuesto y emperifollado como diríamos aquí.
Una vestimenta cuidada y elaborada que consta de múltiples piezas y apliques, cuidada y acompañada de danzas tradicionales de música charra.
Adentrarte en la historia de Salamanca al ritmo de instrumentos típicos como la flauta, la guitarra charra o el tamboril te ayudan a entender la historia que se esconde detrás de estos atuendos.
Una historia que va desde finales del siglo XIX hasta 1969, un traje típico usado diariamente en la provincia por miles de personas que creaban un sello de identidad muy fuerte en Salamanca.
Los bordados charros decorados con abalorios y telas decoran un traje único y muy costoso.
Los collares pueden llegar a los 1500€, a lo que hay que sumar un traje cosido a mano y a medida para la persona.
Una vieja tradición que esconde muchas curiosidades.
Según cuenta la leyenda se dice que las mujeres que cargaban su traje de abalorios iban en busca de pretendientes.
Trajes cargados de joyas que aludían a toda tradición con años de antigüedad.
Pololos, Enaguas, Mateos, Falda, Mandil, Pañuelo de hombros…
La cultura de una vida que nunca debería de desaparecer.

comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp