fbpx
Gigantes - Salamanca

LOS GIGANTES DE SALAMANCA

La tradición de origen religioso nacida en el S.XVI comenzó a dejar de un lado sus inicios, pasando de una profesión religiosa a una profana, como podría ahora considerarse.
Más que la representación cristiana, esta tradición busca devolver el color a las calles, entretener y divertir a los más pequeños, que asombrados, observan las figuras mientras sus padres los cargan en hombros.
Los desfiles en su comienzo, celebraban la popular fiesta del sacramento de la Eucaristía, y estas figuras acompañaban a cofradías que protegían desde la altura, ya que su alta estatura, muchas veces superaba los 3m y medio.

Una tradición que no tiene sus orígenes en Salamanca, pero que actualmente, todos los charros conocen. Figuras representativas y llenas de historia charra. Salamanca puede observar sus primeros desfiles con estas figuras en torno a el siglo XVI, donde todas las figuran constaban con un fin propio según el orden establecido, por una parte, los primeros que salían en el desfile, eran los cabezudos, de los que ya hemos hablado previamente, y a continuación los gigantes en representación a personajes locales de Salamanca.
Pero esta tradición no ha permanecido inamovible con el paso de los años, sino que ha ido cambiando y variando sus significados. Viejas figuras que desaparecen, y nuevas representaciones que salen a las calles
para mostrar la historia detrás de un nuevo personaje.

Tras el cambio y la ruptura con la tradición religiosa, en 1778 la iglesia reniega y prohíbe la presencia de estas en actos religiosos, altos cargos eclesiásticos no permitieron el cambio que esta tradición dio.
Esto generó que alguna de sus figuras desapareciese y se modificase su papel y significado en la sociedad.
Es entonces cuando los gigantes y cabezudos comienzan a llenar las calles en los festejos de la localidad.
Figuras fabricadas en cartón y madera que alcanzan un tamaño de 3,8m.

Pero ¿Crees que conoces a todas estas figuras de Gigantes?

• El Rey: Representa al Rey Católico Fernando II de Aragón. Es una figura de serie.
• La Reina: Simboliza a Isabel I de Castilla, La Católica. Al igual que el marido, es común.
• El Príncipe: Es una pieza exclusiva, no se conoce quién es realmente ni quién lo ha hecho.
• La Princesa: Al igual que su marido, no es una pieza de serie y se desconoce su identidad.

• La Mariseca: Personifica el símbolo colocado en la Plaza para anunciar el cartel de toros.
El Cohete: Llamado así por su acabado con gorro de pico, puede simbolizar el chupinazo.
• Don Nicanor: Este payaso simboliza todo lo que engloba el “mundo” de los feriantes.
• El Toro: La particularidad de este toro es que es llevado por dos personas, ya que tiene cuerpo.

Una tradición que volverá a retomarse muy pronto…

comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp