fbpx
la-celestina-salamanca-movil

La historia detrás del Huerto de Calixto y Melibea

Cuando recorres Salamanca, cada rincón y cada una de sus calles percibirás un sentimiento romántico6, latente cuando visitas el Huerto de Calixto y Melibea. ¿Conoces la historia que tuvo lugar en este pintoresco jardín? 

Se denomina así por ser el escenario que el escritor Fernando Rojas optó para recrear la novela La Celestina, publicada en el año 1502. Esta obra, después de Don Quijote, es una de las más famosas de la literatura española. El nombre de la obra proviene de uno de los personajes, la vieja Alcahueta Celestina (antigua prostituta y hechicera, astuta y egoísta). La coincidencia de los muros altos del huerto, un ameno jardín de espléndidas vistas ubicado sobre los restos de la muralla, con los de la casa de Melibea y una vaga referencia a la casa de Celestina en el acto primero de la obra: “Tienes esta buena dueña al cabo de la ciudad, allá cerca de las tenerías, en la cuesta del río, una casa apartada, medio caída, poco compuesta y menos abastada”, bastaron para asociar la fantasía a la realidad y dar una geografía urbana al mito literario. 

La Celestina relata el amor y la pasión de dos enamorados: Calisto, un mozo inteligente y de clase alta, conoce a la hermosa Melibea, que, con las malas artes de la Alachueta Celestina quien interviene, los conlleva a embarcarse en un trágico amor. Este amor pasional termina conduciendo a la muerte accidental de Calixto y al suicidio de Melibea al no poder resistir una vida sin su amante. 

En la actualidad muchas parejas acuden al jardín con candados, colocados en el pozo donde se ahogó un joven cuando intentaba recoger unas monedas del interior, para dejar sellado su amor en uno de los enclaves más románticos de la ciudad.

 

“Ser una celestina”

Esta obra literaria dejó un importante legado en la cultura española. En la actualidad, muchas personas utilizan la expresión “ser una celestina”, pero, ¿sabes lo que significa? 

El diccionario de la RAE define “celestina” como: persona que concierta, encubre o facilita una relación amorosa, generalmente ilícita. Por lo tanto, se utiliza la expresión “ser una celestina” o” estar hecho una celestina” cuando una persona facilita e intenta intervenir para que dos personas se conozcan y de ahí nazca una relación o encuentro amoroso o sexual. 

Ahora que conoces un poco más sobre el Huerto de Calixto y Melibea, ¿sobre qué otro sitio emblemático de Salamanca te gustaría que hablásemos? Si tienes alguna foto, nos encantaría verla, ¡nómbranos en redes sociales!

Visita nuestra página web o descarga la APP para descubrir más sobre Salamanca. 

comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp