fbpx
cambio-climatico-salamanca-movil (1)

Salamanca se une contra el cambio climático

Encontrar una única solución para combatir el calentamiento global es una cuestión que muchos consideran inalcanzable -o imposible-. Afortunadamente, cada uno de nosotros tiene la capacidad de realizar pequeños (pero significativos) cambios en nuestras vidas que pueden marcar una diferencia y contribuir con la comunidad salmantina. 

La globalización y la gran cantidad de información que tenemos a nuestra disposición, nos ha permitido estar mejor informados sobre el impacto de nuestras acciones en el medio ambiente. Por lo mismo, en lugar de sentirnos abrumados por los obstáculos que pueden presentarse, debemos de empezar por cosas pequeñas para luego poder afrontar las grandes. Siempre que cada uno de nosotros tome la decisión de hacer algunos cambios en nuestro día a día, de vivir una vida un poco más verde o de comprometernos a reducir nuestra huella de carbono, es probable que veamos el efecto dominó de nuestras acciones en muy poco tiempo. 

¿Por dónde empezar? Hemos reunido una serie de pequeñas acciones que puedes implementar en tu rutina. Se trata de acciones sencillas, no demasiado complicadas, pero que pueden marcar la diferencia.

 

 

  1. Contacta con la naturaleza. Pasar tiempo en la naturaleza todos los días tienes muchos beneficios para la salud mental y física. Mientras te encuentres allí, observa detenidamente tu entorno, de forma en que puedas detectar los aspectos que te gustan y los que te gustaría cambiar. Esta es una buena forma de inspirarte y mantenerte motivado.  Puedes consultar en Salamanca Móvil sitios al aire libre que puedes visitar.
  2. No te quedes encerrado en casa todo el día. La contaminación del aire interior puede ser mucho más dañina y potente que la calidad del aire exterior. Puedes mejorar la calidad del aire en tu hogar u oficina abriendo las ventanas periódicamente. 
  3. Consigue una o más plantas para el interior de tu hogar. Las plantas son reconocidas por mejorar la calidad del aire, además de ayudar a iluminar un espacio y mejorar el estado de ánimo de una persona. 
  4. Come menos carne. Opta por implementar más verduras (frescas o cocidas), especialmente verduras con alto contenido de proteínas. Existen opciones vegetarianas y vegas fáciles de preparar.
  5. Elige alimentos orgánicos de origen salmantino. El uso de menos toxinas y productos químicos, junto con una distancia más corta de transporte, no significa invertir en tu salud sino en la del medio ambiente. 
  6. Desconecta todos los aparatos electrónicos cuando no estén en uso. Incluso cuando un dispositivo está apagado, sigue consumiendo energía. Desenchufar evitará que esto suceda. 
  7. No olvides desconectarte a diario también. Nadie necesita “estar conectado” las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Todos necesitamos tiempo de inactividad. Desconectarse de los dispositivos te permitirá volver a conectarte con la familia, amigos y la comunidad local. En Salamanca Móvil puedes encontrar ideas de planes alternativos qué hacer para desconectar unas horas. 

 

Si bien algunos pueden pensar que necesitamos “ir a lo grande” y comprar un vehículo eléctrico, instalar energía solar en su techo o realizar alguna otra acción ambiental importante, no todos podemos permitirnos hacer eso. Sin embargo, no significa que no podamos marcar la diferencia. Estas simples acciones permiten ayudar al medio ambiente a partir de ahora. Entre más personas que adopten hábitos ecológicos y ecológicos, mejor será el medio ambiente para nosotros, nuestros hijos y las generaciones futuras. 

Comenta tus propuestas y comparte para que nuestro impacto sea mayor ¡Juntos somos más fuertes!

comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp