fbpx
milagro-pozo-amarillo-salamanca-movil

«¡Tente, necio!»

 

¿Sabes quién es el Patrón de Salamanca? San Juan de Sagahún tuvo un papel muy importante en la historia salmantina. No solo por ser el mediador entre los dos bandos nobles enfrentados en la ciudad, devolviendo la paz después de años de enfrentamientos sino por ser el protagonista de una serie de milagros acontecidos en Salamanca.

Calle Tentenecio y Calle Pozo Amarillo

 

Cuentan que por las calles de Salamanca se escapó un toro bravo contagiando a los habitantes de pánico.  Fue el Santo Juan de Sagahún, patrón de Salamanca, quien, al encontrárselo de frente le dijo: «¡Tente, necio!». El toro se quedó hipnotizado, obedeció. Fue así como la ciudad volvió a la normalidad y de ese acontecimiento nació el nombre de una de las calles emblemáticas de Salamanca. 

El patrón de la ciudad también fue el protagonista de otro hecho que originó el nombre de la Calle Pozo Amarillo. En el año 1475, San Juan de Sagahún rescató a un niño que había caído en el pozo. Este hizo subir el nivel de de agua hasta el crío, quien llorando logró llegar a la boca del pozo y sobrevivir a esta tragedia. Hoy San Juan de Sagahún es considerado el patrón de la ciudad de Salamanca. 

Además, existen otros sitios en donde la figura de San Juan de Sagahún esta presente dentro de la ciudad salmantina:

  • Iglesia de San Juan de Sagahún
  • Medallón del Santo en la Plaza Mayor
  • Bajorelieve en la Calle Traviesa

 

Si quieres conocer más acerca de ellos o de otros sitios icónicos de Salamanca, visita nuestra página web o descarga la APP ¡Planea una escapada a la ciudad dorada para descubrir estas leyendas y curiosidades de Salamanca! 

 

comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp